¡Feliz Cumpleaños Rafa!

Hoy es el cumple de mi hermano (¡¡Felicidades Rafa!!) y, cómo no, tocaba repostear una tartita.

Con esta tarta iba a poner en práctica un par de cosas que quería probar y para las que necesitaba los colorantes que compré hacer poco. Una de ellas iba a ser la decoración, hecha con fondant de nubes (aunque tenía en la recámara buenas provisiones de chocolate porque si se me daba mal hacerlo y quedaba una pachuleta). La otra, algo que siempre que veo en algún blog (y sobretodo ahora que acaba de ser San Patricio y había mooooogollón) me entran unas ganas horribles de hacer: el bizcocho arco iris. ¿Bizcocho arco iris? ¿Eso qué es? El bizcocho es un bizcocho normal, el que quieras, cuando tienes hecha la masa, la separas en cuantos colores quieras poner, la coloreas y la pones en el molde. Según la forma de verterlo, los colores se distribuyen de una u otra forma. Capas horizontales, verticales… yo me decidí por las verticales, que se hace vertiendo el siguiente color en el centro del otro, el primer color se expande para dejar sitio a la nueva masa y voilà! No hice más fotos del making off, sólo esta, con el bizcocho cortado para rellenarlo.

SONY DSC

Un fallo: separé la masa en partes iguales. Consecuencia: el morado apenas se nota, al ser el primero que vertí, su circunferencia es mayor y con la misma masa el grosor que consigue es menor. Para la próxima ya sé que los primeros colores tienen que tener más masa e ir disminuyendo la cantidad gradualmente a medida que nos acercamos al color central.

Después le llegó el turno al fondant de nubes. La cosa es pegajosa en su inicios y aunque al final se seguía pegando, con una buena dosis de azúcar glas por toooodas partes, se dejaba manipular bastante bien. El tema lo tenía claro desde el principio:

SONY DSC

¡¡¡Supermaaaaaaan que nunca le daaaaaan!!!

SONY DSC

El fondant no está mega lisito ni por asomo, pero era el primero y no me exigí grandes resultados. De todos modos, me he informado durante meses y he sacado en claro que los fondant hiper lisitos y para nada porosos, suelen ser industriales. Y para conseguir esa textura con el de nubes hay que tener mucha maña. Como era el primero, no me agobié. Tener una fondant azul que cubriese la tarta era el objetivo. Y ese lo cumplí 😀

¿Y el corte del bizcocho? ¿Como ha quedado el corte? Tenéis en exclusiva el primer vistazo a ese corte 😉

SONY DSC

El fondant, al final decidimos dejarlo sin cortar, cubriendo los bordes del plato. En parte porque nos gustaba como quedaba (sobretodo a mi madre) y en parte por si acaso al cortarlo por los bordes me lo cargaba (sobretodo yo) Es mejor no tentar al diablo en ocasiones especiales!!

La tarta por la mitad:

SONY DSC

Y un poquito más de cerca

SONY DSC

De sabor muy muy rica. El bizcocho era el tradicional de los vasos de yogur, con ralladura de limón para darle saborcito. Relleno de ganaché de chocolate y el fondant cubriéndolo, el fondant de sabor muy rico también, sabe a nubes de azúcar pero con textura de plastilina.

Así que esta es mi primera tarta con fondant, mi primer bizcocho de arco iris y (atención) mi primer repostaje sin entrar en crisis durante su preparación!! Y encima ha gustado mucho mucho!! Así que estoy muy contenta 😀

Y el cumpleañero…. que cuuuuumpla muuuuuchos máaaaaaaas!!!!

Informó la repostera más dicharachera 😉

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: