¡Felicidades Papá!

El dia 28 por el cumpleaños de mi señor padre (Felicidades Papá!) me levantaron la veda repostera, tocaba hacer una tarta!! Para ello rescaté la mousse de caramelo, eché mano del siempre exitoso bizcocho de las medidas del yogur y estrené un molde nuevo, más pequeño y funcional. Aunque os diré un secreto, si usas exactamente las mismas medidas que usas con los otros moldes… el resultado es el mismo, con otra forma (menos diámetro y más altura) pero la misma cantidad de bizcocho. ¿Que cómo lo sé…? Bueno, digamos que lo sé y punto 🙂

Esta vez me propuse fotografiar el paso a paso, la verdad es que me lo propuse cuando ya estaba a medias y lo mantuve durante tres pasos… pero algun dia conseguiré que la propuesta llegue a buen término!

Después de hacer la mousse de caramelo y hornear el bizcocho, toca rellenarlo

Y después de rellenarlo llega el momento “tentemos la crisis”. Esto es cuando se te ocurre hacer algo y aunque no tienes muy claro el éxito de la maniobra… la haces. En este caso era recubrir el lateral de la tarta con virutas de chocolate, el procedimiento: cojo la tarta y la ruedo por una fuente de virutas de chocolate.

Posibles crisis: que la cogerla se me caiga, que al rodarla apriete demasiado y se desborde la mousse manchando de más las virutas, que al tener tres pisos separados por mousse de caramelo el piso del centro se escurra y la tarta se descentre… en fin, qué decir… no se me cayó 😀

(Justo antes del rodamiento se acabó lo del fotografiar el paso a paso, espero que lo hayáis disfrutado porque las que quedan son con flash y bastante horribles…)

Sigamos: una vez recubierta de virutas de chocolate, termino de cubrir la superficie, sinceramente con prisa porque después de tener el horno encendido y demás, el termómetro interior de la cocina marca 30 grados, es decir, que hace mucho calor y la mousse… prefiero no entretenerme demasiado, con las virutas rodadas he tenido suficiente. Así que la meto en el frigo mientras hago las letras con chocolate, las enfrio, al intentar pasarlas a la tarta derrito dos o tres al tocarlas, las vuelvo a hacer, derrito un par más y al final voilà!! Habemus tarta!

(Os he avisado, con flash y horribles…)

Ah! También aproveché para gastar un poco de mantequilla haciendo unas cookies, aún no he encontrado una receta que me guste, pero esta vez me he apuntado la que he usado para ir cambiándola hasta dar con una que me mole porque con esta las galletas salieron abizcochadas, seguiré buscando la textura perfecta…) La foto está hecha con el movil, pero se ven las galletas en cuestión 😀

20120831-131252.jpg

Con las velas se puede intuir mas o menos el tamaño del molde… es perfecto!! Y tengo otros dos más pequeños… jijiji

Y esa fue la tarta del cumpleaños de mi padre.

Otra vez, ¡Felicidades papá! Sigue cumpliendo años que yo seguiré haciendo tartas 🙂

Informó la repostera más dicharachera 😉

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: