¡Felicidades tia Pitu!

No os déjeis engañar por el título, el cumpleaños era el mio, pero qué queréis que os diga, autofelicitarme es raro. Y además ese título es una excusa perfecta para enseñaros mi inspiración:

¿Tengo un sobrino genial o no? 😀

Y después del momento “mirad como mola”, metámonos en materia: sí, ayer (día 4) fue mi cumple; no, no os voy a decir que cumplí 28 así que no preguntéis; sí, hice tarta-experimento “si no sale, al menos que sea en mi cumple”; y no, os pongáis como os pongáis no voy a decorar mi propia tarta. En mi cumpleaños las tartas son mudas. Punto.

La tarta-experimento que elegí fue una a la que le tenía ganas. Y como hoy estoy parlanchina empezaré desde el principio. En el 2009 mi hermano se fue a Southport (cerca de Liverpool) a pasar el verano. Aprovechando los mitológicos billetes a un céntimo de Ryanair (doy fe de que existieron) me fui a pasar la primera semana de septiembre con él, así que pase allí mi cumpleaños. Tuve un guiricumple: globos, tiaras, chapas cumpleañeras, velas que ponían Happy Birthday, bengalas en la tarta… y menuda tarta! Me encantó muchísimo, aunque en esa época todavía era repostera en ciernes miré la etiqueta para buscarla por Spain: Chocolate fudge cake de Cadbury. Maravillosa. Que todavía la recuerde dice mucho!

Hace unos meses, así de golpe y porrazo, caí en la cuenta de que podía intentar hacer algo parecido (nunca lo había pensado). En un par de clics de ratón me encontraba en la sección de recetas de la web de cadbury con cinco palabras en la pantalla: Chocolate Fudge Cake. View recipe. E instantáneamente supe que sería la tarta de mi cumpleaños. Y aquí está.

Bizcocho de chocolate con icing de chocolate (con permiso de Cadbury, el chocolate del bizcocho es Valor y el del icing es Hacendado. Sres. de Cadbury, tres euros por una tableta me parecía excesivo). Siguiendo fielmente la receta sale una tarta muy rica, parecida a la que probé en su dia, aunque el icing ha quedado demasiado dulce, pero nada que no tenga arreglo quitando azúcar a la receta original. Lo dicho, muy rica.

Antes de enseñaros el corte, debo informar de que hice otra tarta un poco más pequeña. La tarta del octavo cumplemes de Pau. Como a mi madre no le entusiasma el chocolate, me cuidé mucho de que esta tarta no tuviera haciéndola con el bizcocho de toda la vida y crema madame (crema pastelera mezclada con nata montada).

Ahora el corte de ambas:

Cada tarta a juego con el homenajeado 😀

Y estas han sido las tartas del día de mi cumple ¡¡Cómo pasa el tiempo!! En un pispás nos metemos de lleno en reposterías navideñas

Informó la repostera más dicharachera 😉

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: