¡Volarás, volarás, volarás!

Si acaso quieres volaaaaaar pieeensa en algo encantadooooor…

Lo habéis adivinado, la temática de la tarta que os quiero enseñar es Peter Pan. El niño que no quería crecer ayudó a Tomás a celebrar que él sí que cumple años. Y lo hizo, como no podía ser de otra forma, volando:

SONY DSC

El piso de debajo, ese enooorme y blanco no es comestible, es un dummie. Resulta que el encargo fue un poco precipitado y no tenía un tamano más… menos… gigantesco. La verdad es que la tarta deslucía un poco porque se veía pequeñaja pero bueno, bonita era un rato 🙂SONY DSC

El gorro de Peter Pan está hecho con RKT (bueno, CKT, yo no encuentro rice krispies asi que uso choco krispies que viene a ser lo mismo pero más ricos), está cubierto con fondant verde y  con la pluma roja típica de Peter, aunque es comprada y no se come. No me fiaba de que resistiera una de fondant (además sin tiempo para que secara en condiciones).SONY DSC

Por fin llegamos a la tarta propiamente dicha, de bizcocho de vainilla y rellena con un piso de ganache de chocolate con leche y otro piso de SMB de vainilla. Cubierta con fondant azul “Medianoche en Londres” y decorada con una de las escenas de Peter Pan más conocidas: el vuelo hacia Nunca Jamás de Peter con Wendy y sus hermanos. (Es posible que la posición de Peter no corresponda con esa escena en concreto pero me gustaba mas así). Como la escena abarcaba casi todo el lateral de la tarta hay que verlo poco a poco, en el conjunto de todas las fotos 😀SONY DSCReconozco que la decoración del dummie es totalmente mejorable. Aunque no sé que pondría para hacerlo… Nunca jamás (jeje, y nunca mejor dicho) me había quedado tan en blanco y falta de inspiración. Generalmente visualizo lo que quiero hacer, aunque sea un esbozo (y luego no quede ni parecido a lo que había imaginado) pero esté se me negó por completo. De hecho, ¿Sabéis eso que siempre pasa que te quedas en blanco y cuando ha pasado el momento se te ocurren mogollón de cosas? Pues ni por esas, se me sigue negando.SONY DSC

Bueno, me contaron que la tarta gustó mucho, no sobró nada de nada y se comieron hasta el gorro. De hecho los padres se negaron a comer la “tarta para padres” (que no hice yo, creo que era de un supermercado con canción muy pegadiza) y los niños tuvieron que compartir sus raciones, claro que parece ser que a los niños les gustó mas comerse el gorro que otra cosa, así que todos contentos!

Informó la repostera más dicharachera 😉

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: