Archivo de la etiqueta: CKT

¡Volarás, volarás, volarás!

Si acaso quieres volaaaaaar pieeensa en algo encantadooooor…

Lo habéis adivinado, la temática de la tarta que os quiero enseñar es Peter Pan. El niño que no quería crecer ayudó a Tomás a celebrar que él sí que cumple años. Y lo hizo, como no podía ser de otra forma, volando:

SONY DSC

El piso de debajo, ese enooorme y blanco no es comestible, es un dummie. Resulta que el encargo fue un poco precipitado y no tenía un tamano más… menos… gigantesco. La verdad es que la tarta deslucía un poco porque se veía pequeñaja pero bueno, bonita era un rato 🙂 Lee el resto de esta entrada

Anuncios

Gaudeamus igitur, iuvenes dum sumus

Que no, que no es un hechizo aunque se acerque Halloween… Claaaaro, es el himno universitario por excelencia porque la tarta que os traigo hoy era para una graduada (y como fue hace casi un mes, ya es profesora de todas todas).

Aaaasí que no podía faltar el birrete!!

El birrete, el diploma, algunos libros de la carrera… todo, todito, todo! Y el sello del diploma (esos detalles tontunos que me gustan) es una carita sonriente 🙂 Para un dia de celebración y regocijo! Lee el resto de esta entrada

Ay hooooo!!

Hoy os traigo una tarta chula chula! El sábado pasado celebraron el segundo cumpleaños de Ernesto (Felicidades Ernesto!) y me habían encargado una tarta con una temática muy clara: Los siete enanitos en la mina.

Confieso que cuando me la encargaron me ilusioné y aterroricé a la vez. Sí bueno, es una sensación la mar de curiosa :). Ilusión porque a mí Disney me gusta mucho (soy de las que tiene una friki-vitrina con figuras, bolas de nieve y cachivaches varios) y terror porque (y sigo la línea de mis pensamientos): lo evidente era hacer figuras de fondant, lo imperdonable era que no se pareciesen a los originales más que en los gorros y porque no eran ni uno ni dos… Siete!

La verdad es que me ofrecieron la opción de comprar un par de figuritas de plástico en vez de hacerlos en fondant, y aunque vino bien para aliviar la presión (si salen un churro se compran y listo) también pinchó mi autoestima, ahí con un palito (¿Comprar figuritas? ¡¿Yo?! ¡Ni hablar!) Y no. Al final no hubo que comprarlas 😀 Mirad, mirad:

SONY DSC

Ahí los tenéis, los siete enanitos en la entrada de la mina. ¿A que son monos? En el lateral de la tarta puse el nombre del cumpleañero y unos cuantos diamantes tallados. Aquí se ven mejor 😀

SONY DSC Bueno, lo de la mina me trajo mis quebraderos de cabeza… básicamente porque no me gustaba el ambiente minero y no terminaba de visualizarlo. Al final me iluminé y se me ocurrió hacer la entrada de la mina en RKT (Rice Krispies Treat) aunque sería más bien CKT (Choco Krispies Treat). Vale, y qué es eso? Pues es algo muy parecido a las barritas energéticas que llevan arroz inflado. Se hace mezclando nubes derretidas y arroz inflado. Es muy moldeable (en caliente), cuando enfría se endurece y aguanta la forma sin problemas, se suele usar cuando se quiere hacer algo que sería inviable hacerlo con bizcocho (bien por la forma, por el peso,…) y es comestible aunque igual se queda un poco duro. Normalmente el RKT se cubre con fondant o algún frosting, pero como iba a hacer una montaña, decidí dejarlo al aire (dándole unos toques de marrón para cubrir las zonas donde se veía más las nubes). Era la primera vez que usaba esta técnica y me gustó mucho 😀

SONY DSC SONY DSC La mina con sus diamantes y todo! SONY DSCY a un lado de la entrada los picos y las palas.SONY DSC Y los enanitos… ay! los enanitos! Me alucinan, sobretodo que estén tan auténticos y que los haya hecho yo con mis manitas… No sé cuál me gusta más!SONY DSC Me mandaron una foto de la tarta en la mesa, totalmente tematizada. ¿Bonito o no?Enanitos 09 Oh! No he dicho de que era, pues bizcocho de toda la vida relleno de ganache de chocolate con leche. Rico, rico. Y además… tengo foto del corte! (Qué penita ver los enanitos ahí desmayados…)

Enanitos 08

Me dijeron que al cumpleañero le encantó y que de la tarta sólo quedaron las migas, (bueno, y los enanitos y la mina que se los quedó el homenajeado)

Y después de esto sólo me queda decir:

Ay ho, ay ho, ya es hora de cerrar!

Lará, lará, lará, lará

Ay ho, ay ho, ay ho, ay ho!

Informó la repostera más dicharachera 😛